La historia de natalia

Esta es la historia de Natalia contada por ella desde mi Blog, un espacio al que he llamado Historias Compartidas:

Mi nombre es Natalia Márquez, soy de Colombia, Bogotá. Hace exactamente 1 año y 20 días llegué a Alemania como Au pair pues mi sueño desde hace varios años es estudiar en este país y realizarme profesional, personal y espiritualmente aquí. Tomé la opción de venir cómo Au pair porque de otra manera era imposible para mi familia y para mí pues para ese momento ya  debía mostrar ingresos en una cuenta bloqueada o por parte de mis padres.

Durante este año estuve con dos familias, la primera estaba en proceso de separación y la relación entre ellos era un poco caótica, yo vivía con el papá y unos días a la semana teníamos a los niños, esto se volvió un poco difícil para mí pues cuando los niños no estaban el apartamento era un apartamento de soltero y yo debía tolerar cosas que no eran del todo agradables, el primer mes el papá se ofreció a pagar todo mi curso de alemán pero después de esto nunca más  durante los seis meses que estuve con él volvió a pagar el curso o a ofrecerme la ayuda que se indica en el contrato para el curso de alemán, aún así logré obtener una beca en el curso donde había hecho el nivel de A2  y así logré alcanzar un nivel aceptable del idioma. Dios me ha hecho grandes promesas por lo cual decidí aventurarme y presentarme a una de las universidades más prestigiosas de Alemania y también la que desde siempre fue la universidad de mis sueños.  Todas las personas me decían siempre que era mejor que me presentara a más de una universidad pues ingresar a la Universidad de Puerto Carola en Heidelberg era prácticamente imposible, aún así y frente a todo pronóstico obtuve un cupo para el curso preparatorio, ya que al ser colombiana y querer estudiar traducción e interpretación debo obtener un nivel casi materno en el idioma Alemán  y esto hace que el proceso sea más extenso de lo normal. Por esto antes de hacer la carrera como tal  debo realizar un curso preparatorio del idioma y después asistir al grupo S del StudenKolleg.

 Para mi sorpresa. El día 22 de mayo recibí una carta que me hizo ver que todas mis lagrimas y ahorros invertidos en traducciones y demás trámites legales los cuales me dejaron en ceros habían valido la pena, esta era una carta  de la universidad de Heidelberg indicándome que había obtenido un cupo y que debía ahora hacer el proceso de trámites de la visa; me presente solo a esta universidad primero porque era mi objetivo desde hace varios años y segundo porque es la única universidad que ofrece un curriculum tan completo en lo que a traducción e interpretación se refiere, además de estar ubicada en la que para mí es la ciudad más hermosa de Alemania. 

foto de The Latin Bible

Para ese momento ya estaba con otra familia en Mainz, quienes al principio fueron muy amables y esto me hizo pensar que por fin estaría en una Familia normal, desafortunadamente y con la llegada de la pandemia mis labores de Au Pair se sumaron a las de empleada de servicio, ellos me ayudaban con dinero para estudiar pero este no era suficiente para realizar el curso así que decidí estudiar por mi cuenta y presentar el examen de B1, con el dinero que ellos me daban de ayuda pagué mi examen de Alemán y afortunadamente lo pasé, pero aún así este no era mi objetivo final. Los meses en esta familia fueron bastante difíciles pues debido a la pandemia yo estaba todo el día con el niño además de cocinar y limpiar esto no me permitía estudiar, me sentí frustrada y derrotada porque además los trámites de la universidad eran tediosos y yo aún no entendía muy bien el idioma.

Aun así cada día oraba para tener paciencia y resistir hasta que mi contrato finalizara, pero viendo además que luego debía mudarme de ciudad hice el proceso para obtener una habitación en las residencias estudiantiles, las cuales también me decían que eran casi imposible y que solo las daban por tener palanca o estar con suerte, creo que en mi caso fue lo segundo pues no conozco a nadie de las residencias y tampoco tengo palanca. Por fortuna pude mudarme a una habitación provisional en Heidelberg apenas termino mi contrato y con esto descansar un poco del trabajo que ya hasta había logrado enfermarme.

Desafortunadamente ahora al igual que antes no cuento con el dinero que exige el gobierno alemán para otorgarme la visa que es un monto de 10000 euros en una cuenta bloqueada aquí mismo en Alemania. Entre mis ahorros y los ahorros de mi Papá hemos logrado reunir el costo total de mi Primer mes de vivienda fuera de la casa como Au Pair, pero más allá de esto no es posible reunir este dinero ni tampoco el dinero para pagar mi semestre o la habitación. En la oficina de extranjería me dieron un permiso provisional mientras logro conseguir el dinero de la cuenta o mientras lograba conseguir un permiso financiero (el cual no conseguí pues no conozco a nadie y aunque lo hablé con la familia, ellos tampoco accedieron) de igual forma este permiso tampoco funcionara para mí pues igualmente necesito el dinero.  Tengo plazo de pagar el semestre hasta antes del 10 de octubre que es el plazo máximo para presentar el recibo de pago en las residencias estudiantiles y no perder la habitación que afortunadamente esta muy bien ubicada y a un precio increíblemente económico teniendo en cuenta que es a pocos metros de la universidad, en el casco antiguo y además en una ciudad tan internacional como Heidelberg.

He investigado sobre fondos estudiantiles y ayudas del estado alemán y colombiano para estudios los cuales desafortunadamente son para doctorados y maestrías pero no para pregrados, además de que la financiación aquí en Alemania solo puede ser solicitada después del segundo semestre de estudios y este sería mi primer semestre y al ser el curso preparatorio no cuenta como pregrado. Tampoco deseo que mi papá quien realmente es mi tío pero le llamo papá porque es quien siempre me ha apoyado y ayudado saque un gran préstamo pues esto es imposible para él teniendo en cuenta que es él quien sustenta nuestra familia en Colombia trabajando como conductor en una empresa de materiales para calzado, la cual hace unos días le dijo que probablemente tendría que prescindir de sus servicios como conductor, durante esta pandemia él no perdió su empleo pero le disminuyeron el suelo y ahora el gobierno colombiano ha quitado las prestaciones. Él vive con mi mamá quien es ama de casa y no puede trabajar pues tiene artritis y con mi hermano que también está desempleado.

Es realmente frustrante tener mis sueños cumplidos a la vuelta de la esquina pero también estar a punto de perderlos no por negligencia o pereza sino por falta de dinero. He luchado mucho por este cupo, he vencido todos los comentarios negativos de quienes me dieron que no podría y que estudiar aquí era solo cuestión de suerte, sé que no es suerte. Deseo estudiar traducción e interpretación porque estando aquí y ya en Colombia he visto como el idioma es una frontera más grande que las mismas que nos separan por mar o tierra. El alemán tiene una palabra, esta es Heimat y su traducción es muy difícil porque significa hogar pero también el lugar de donde venimos, en Alemania, por primera vez en 26 años me sentí en mi hogar, encontré amigos y me enamoré de un idioma que para mí a diferencia de lo que otros puedan pensar es de los idiomas más románticos y lindos del mundo y es por esto que deseo poder acercar a mi cultura y a mi país a lugares como este, que vean que no somos tan diferentes.

Siempre pensé que podría cumplir mis sueños sola y la vida me ha mostrado que solos no podemos hacer nada, este es mi sueño más grande y el que no podré cumplir si no es con ayuda de todos quienes lean mi historia. Así que he decidido crear una página de donaciones y así poder recaudar el dinero de mi semestre y mis primeros meses de estadía aquí en Alemania y lo que más pueda para poder presentar esta cuenta bloqueada la cual tendría que tener menos si puedo demostrar que la cantidad de dinero que necesito mensualmente es menor al monto de 872 euros. 

Mi deseo es poder quedarme aquí, en el que considero mi hogar, aprendiendo y luego así mismo poder enseñar. 


Actualización: Natalia logro recaudar lo suficiente para pagar su primer semestre en la Universidad. ¡Logro quedarse!

¡Gracias a quienes leyeron y apoyaron sus sueños!

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s